Tras una mala etapa en la que todo el universo se confabula contra ti, en la que todos te atacan, todos quieren hacer lo contrario a lo que tu quieres hacer, en la que nadie entiende lo que explicas…., de repente llega la calma.

Un buen día te das cuenta de que no hay discusiones, de que las mismas personas con las que hace unos días no parabas de discutir, ya no lo hacen. Entran en estado de calma y lo hacen todas a la vez…..curioso. Es entonces cuando te das cuenta:

Cuando te das cuenta de que el complicado eres tu y no el mundo, todo empieza a cambiar de color….

 

Dejas de ver todo en niveles de gris para pasar a tener de nuevo imágenes llenas de color, de alegría. Es un cambio que no es fácil, ni mucho menos rápido. Siempre requiere de un tiempo, de un análisis (consciente o no), de aceptar lo que ocurre y de “evolucionar”, de pasar a una nueva etapa.

La mayoría de las veces, los problemas no lo son tanto y solo están en nuestras mentes. Superarlos, dejarlos atrás forma parte únicamente de nuestra capacidad de adaptación y de nuestro amigo: “el tiempo”

Según subes por la escalera, se van iluminando las flores y sus macetas, cada una de ellas, hasta que llegas al balcón, al final de la escalera. Desde allí puedes ver completamente lo que ocurre a tu alrededor.

Seguro que tras subirla muchas veces algunos llegan a saber siempre a que altura están, pero yo me suelo dar cuenta solo cuando llego arriba 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s