He leído un articulo en el periódico El País en el que el tenista Carlos Moyá habla sobre su conformismo, lo que le llevó a no ganar nunca en Wimbledon.

A Carlos no le gustó desde el principio el campo en el que jugaba, no era donde se sentía cómodo….pero el campo en el que tenía que jugar. El no aceptarlo, el no interiorizarlo y sacar lo mejor de él para ese terreno le llevo al fracaso.

Carlos Moya

En el resto de situaciones en la vida pasa lo mismo. Da igual el campo de batalla, de competición, el lugar en el que estés participando en algo; si te conformas y simplemente juegas, seguramente solo consigas participar.

Ahora bien, ese conformismo a menudo no es algo que hagamos conscientemente, que queramos hacer. Muchas veces viene por diferentes vías y es necesario poder identificarlas para poderlas neutralizar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s