Cada vez que me miro en el espejo veo como va creciendo. No puedo disimularlo. No puedo hacer nada.

Cuando empezó, parecía algo sin importancia, algo nuevo, pasajero, propio de el momento que vivía. Poco a poco, según ha ido transcurriendo el tiempo ha pasado a ser algo diferente. Se ha instalado en mi, se ha hecho una parte de mi propio ser.

Siento como poco a poco se va apoderando de mi personalidad. Lo intento disimular pero cada vez es más complicado. Al principio no podía verlo claramente y tenía que hacer verdaderos esfuerzos por conocer su naturaleza, por identificarlo. La gente que me rodea, además, siempre ha tratado de ocultármelo, nunca ha querido reconocerlo. Seguramente por mi, por no profundizar en algo tan evidente. Pero yo siempre he sido consciente, siempre he sentido su presencia.

Ahora, tras su vertiginoso avance, nadie me lo puede ocultar. Ya no es un secreto y nadie puede evitar que sienta lo que yo siento. Se que tengo poco tiempo, que se va a agotar del todo en algún momento. Me desespero pensando en un milagro, un avance de la ciencia, algún descubrimiento que me permita tener esperanza….

Mientras tanto, intento hacer todo lo que se que no podré hacer en el futuro, intento disfrutar ahora de lo que no podré disfrutar algún día, quizás este año, quizás el que viene, quién sabe.

Maldita alopecia!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s