Las personas somos un pequeño, pequeñisimo elemento dentro del universo, eso es evidente. Ahora bien, cada uno de nosotros vivimos en un pequeño microcosmos en el que tenemos influencia y en el que interactuamos con el resto de los elementos que lo componen.

Cada uno de nosotros, al igual que un planeta, estamos en contacto “gravitatorio” con esos elementos, que  son las personas que tienen algo que ver con nosotros, las situaciones cotidianas, las relaciones que tenemos con esas personas o situaciones…. Nuestra familia, nuestros amigos, nuestros compañeros de trabajo, elementos que hacen que nuestro Sistema Solar Personal se encuentre en perfecta armonía o no.

Galaxy
En nuestra vida aparecen nuevos elementos, nuevos planetas que pasan a formar parte de nuestro Sistema y por el contrario, otros desaparecen, incluso algunos de ellos cambian, evolucionan.

En el universo hay estrellas que desaparecen, que explotan. Hay cometas que pasan muy cerca de algunos planetas afectando a sus órbita, a su estabilidad. Hay estrellas que nacen, que aparecen en algún punto del Universo. Hay lluvias de meteoritos, hay estrellas fugaces, hay planetas por descubrir.

De igual forma, hay en nuestras vidas personas que aparecen o desaparecen, elementos que distorsionan o alteran la estabilidad emocional de nuestra familia, de una relación. Habrá situaciones que nos ocurrirán que no conocemos, personas que aparecerán en un futuro y que alterarán la  armonía gravitatoria de nuestro Universo, para bien o para mal.

La gran diferencia con el universo (o no) es que nosotros tenemos capacidad para alterar nuestra propia órbita, con nuestras decisiones. Dependiendo de nuestros actos y de nuestras relaciones iremos cambiando nuestra órbita, la ruta de nuestro planeta y haremos que gire en torno a uno u otro astro, que esté en uno u otro sistema solar. Nos acercaremos o nos alejaremos de los astros que consideremos en cada momento y eso marcará definitivamente nuestro futuro. En esa trayectoria que seguimos, tenemos que ir modificando continuamente nuestro peso para girar en la órbita corrcta.

Lo importante es identificar tu propio Universo Personal en cada momento y “orbitar”  alrededor del astro que elijas y lo más importante, dejar o no que otros planetas te usen a ti como astro. Crear nuestro propio Universo Personal. Tener equilibrio en la galaxia!

Anuncios

Un comentario »

  1. […] religión o cualquier aspecto en el que influyen otros parámetros como la educación o tu universo personal, pero desde luego ves que muchas de sus aportaciones o comentarios van en esta línea, son […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s