Ayer leí un twit de Francisco Alcaide (franciscoalcaide.blogspot.com) en el que citaba a Platón:

“El que aprende y aprende y no practica lo que sabe, es como el que ara y ara y no siembra.”

El afán de aprender nos lleva a intentar absorber toda la información que nos llega y a acumularla en nuestros registros pero no somos capaces de ponerla toda en práctica, incluso cuando nos interesa sobremanera.

Merece la pena hacer un alto de vez en cuando y ver lo que hemos ido aplicando de lo que aprendemos, lo que hemos ido experimentando en nuestras propias vidas y lo que hemos ido modificando o adaptando a nosotros mismo sobre eso que hemos aprendido.

Podemos creernos expertos en cualquier cosa sobre la que hallamos leído mucho, sobre la que hayamos estudiado, pero al aplicarla nos podemos dar cuenta (no siempre) que no es fácil aplicar los conocimientos, que cada persona es diferente a otra y que debemos aterrizar cualquier teoría en el terreno personal.

Muchas veces, cuando ha pasado mucho tiempo desde que te dijeron una cita maravillosa y que te impresionó, te ocurre en realidad algo en tu vida en donde puedes aplicarla y se abre ante ti una puerta…ves la luz. Solo la ves, tras sembrar.

No siempre es posible, pero deberíamos sembrar tras cada aprendizaje. Si realmente hemos aprendido algo de la vida, hagamos la práctica, aprendamos realmente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s